12 ideas arquitectónicas que EU propone para rescatar Detroit


La participación de Estados Unidos en la Bienal de Arquitectura de Venecia plantea la regeneración de esa ciudad, cuna de la industria automotriz, tras la bancarrota.
bienal
FOTOGRAFÍA Tomada de www.youtube.com/user/BiennaleChannel

Detroit, considerada la cuna de la industria automotriz, y cuya bancarrota municipal en 2013 fue la mayor de Estados Unidos, protagoniza la participación estadounidense en la Bienal de Venecia de Arquitectura de Venecia con varias propuestas destinadas a impulsar su regeneración urbana.
El evento más importante del mundo en arquitectura abrió el sábado pasado sus puertas al público y el pabellón estadounidense plantea devolver a la ciudad, la imaginación de la que la urbe se mostró orgullosa durante décadas.

La aportación estadounidense a la Bienal se titula The architectural imagination(La imaginación arquitectónica) y aunque contiene propuestas para lugares específicos de Detroit, tiene la ambición de poder servir de ejemplo para ciudades con problemas similares.

"Detroit en general (...) siempre se ve como una ciudad que tiene muchos problemas que parece que no puede superar. Pero la verdad es que cuando tú ves lo que está pasando allí hoy, sí, por supuesto que es una ciudad en crisis, pero hay mucha gente que está haciendo cosas increíbles", dijo a EFE Mónica Ponce de León, una de las dos directoras del pabellón.

Las ideas sociales nuevas que se están propagando por la ciudad "pensamos que pueden ser catalíticas para pensar en términos de la arquitectura, pero también para otras ciudades post-industriales" añadió esta arquitecta de origen venezolano, decana de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Princeton.

La aportación estadounidense a la XV Bienal de Venecia exhibe los proyectos de 12 equipos de arquitectos para cuatro áreas de la ciudad -tres planes para cada una de ellas- pensados como propuestas imaginativas independientes de la existencia de un plan específico promovido por intereses económicos.

VIDEO: YouTube/La Biennale di Venezia Chanel
Los sitios elegidos son: Dequindre Cut/Eastern Market, 1923 Division Street; Mexican Town, 6370 Vernor Highway; U.S. Post Office, 1401 West Fort Street, y Packard Plant, East Grand Boulevard y Concord Avenue.
"Trabajamos con un grupo de consejeros de la ciudad de Detroit que han estado activos durante muchos años, desde el jefe de planeamiento urbano hasta líderes de grupos sin ánimo de lucro y el resultado es que los arquitectos trabajaron con grupos de las comunidades que están trabajando en los sitios que escogimos", explicó Ponce de León.

La co-directora recordó que "en Detroit, como en la mayoría de las ciudades, cuando hay un plan en un sitio urbano siempre es porque hay una propuesta económica detrás de ella, por ejemplo, un promotor o un grupo de dueños de una propiedad a los que lo que le interesa es hacer dinero, lo que es normal".

Pero en este caso lo que se persiguió fue que los arquitectos se pusieran en contacto con representantes de la población para detectar las necesidades reales de las áreas elegidas libres de los condicionamientos de un plan que persiguiera el lucro.

La propuesta de Mexican Town 
Éste fue el caso por ejemplo del proyecto de la argentina Florencia Pita que, junto con su socia Jackilin Hah Bloom, trabajaron en Mexican Town, una intersección urbana poblada sobre todo por inmigrantes mexicanos y de Oriente Medio.

"En la plaza hay mucho tráfico, hay camiones, mucho movimiento peatonal y vehicular al mismo tiempo, entonces es muy peligroso (...) es como una avenida que funciona como autopista", explicó Pita a EFE.

"Así que lo que hicimos fue elevar la plaza para que se desprendiera del movimiento vehicular", describió la arquitecta al explicar un proyecto que toma la denominación de la conocida plaza del Zócalo de la capital de México, pero que consiste más y literalmente en diseñar un bloque elevado con relación a los ejes viarios próximos al lugar.

"Es un proyecto no como lo haría un promotor o alguien que lo va a construir, sino un proyecto que trata de imaginar un futuro para este sitio", añadió Pita.

Como en los demás proyectos relacionados con Detroit, resultó clave en las propuestas presentadas que respondieran a las necesidades de la gente que vive en los lugares designados, una premisa que vincula el contenido del pabellón con las directrices de la presente edición de la Bienal de Venecia.

El evento, dirigido por el arquitecto chileno Alejandro Aravena, reciente Premio Pritzker (considerado como el Nobel de la arquitectura), tiene este año el lema central Reportando desde el frente, con la intención de fijarse en nuevas propuestas que tienen como objetivo la mejora de la calidad de vida de la gente.

"Hicimos la propuesta al Departamento de Estado, que es el que otorga la dirección, un año y medio antes de que Aravena fuera anunciado como comisario de la exhibición", dijo la directora adjunta Ponce de León.

"Pero nosotras estamos muy contentas de que pensamos que nuestro tema encaja muy bien con lo que está haciendo Aravena", concluyó la responsable del pabellón estadounidense.
Arq. Cano Web Developer

No hay comentarios.: